Filosofía de IKEA

IKEA es una multinacional sueca dedicada a la venta de muebles y objetos para hogares u oficinas, a un bajo precio y diseño funcional. A continuación se detallan las pautas fundamentales en las que se basa su filosofía y las he resumido estableciendo tres puntos ordenados según importancia:

ikea1

1. Satisface las necesidades de todo tipo de clientes con los mejores productos.

Este punto se basa en la gran oferta de muebles y objetos del hogar con buena calidad y a unos precios muy bajos. Esto es resultado de la conjunción de diferentes políticas encaminadas a conseguir ser líderes en los mercados en los que se establece. Entre las políticas podemos destacar que se persiguen diseños funcionales, satisfacer todo el mercado en su conjunto (desde la persona que se acaba de comprar una casa hasta el empresario que amplia sus oficinas). Y sobre todo un ahorro de costes en los materiales, proveedores, empleados e incluso en el propio local, enclavado frecuentemente en la periferia de las ciudades.

Todo ello ha llevado consigo que esta empresa pueda poner unos precios a sus productos menores que los de la competencia en un 20% o incluso en un 40%. En resumen, la empresa cree que está haciendo lo mejor, una característica que está presente en la filosofía de la totalidad de las empresas.

2. Importancia capital de la individualidad de las personas que forman el entorno de la empresa.

Este punto se refiere a las relaciones humanas que tienen lugar en esta empresa y que son singulares con respecto a la tipología normal de las organizaciones de su sector. Ikea ha conseguido que los clientes sustituyan a parte de su personal, es decir, el trabajo que debían realizar los empleados (y de hecho lo realizan en muchas empresas) lo realizan sus clientes eligiendo ellos mismos sus preferencias mediante catálogos.

Se trata de involucrar al cliente en el proceso dando la posibilidad de ajustarse mejor a sus necesidades. Todo esto da lugar a un importante ahorro de personal de venta que incide también en el precio final de los productos. Una consecuencia importante de esta política es que conociendo las necesidades de los clientes la empresa adecuaba mejor sus actividades y sus ofertas eliminando costes.

Por último destacar un dicho del fundador que hace referencia a este punto: “el temor a equivocarse es la raíz de la burocracia y enemigo de la evolución”. Con ello quería transmitir que no hay que tener miedo a equivocarse pues con ello se impide la innovación y el progreso empresarial.

ikea2

3. La empresa tiene mucho más fácil conseguir todos sus fines y objetivos si se realizan las tareas con ilusión, esfuerzo, coordinación y humildad.

Este último punto hace referencia a las costumbres que tenía el fundador de Ikea y que trascendieron en toda la empresa de tal manera que todavía sus ideas estaban presentes tiempo después de haberse ido. Una de esas costumbres es la importancia de ser detallista y valorar el trabajo bien hecho (“la sensación tras haber concluido es el somnífero más eficaz”) y otra es la informalidad que favorece una buena comunicación en toda la organización.

La informalidad quedaba presente en la manera de vestir del nuevo Director General (como el resto de sus trabajadores), y sus acciones como llegar al trabajo con un coche sencillo, viajar en clase económica o alojarse en hoteles modestos. Esto tiene como consecuencia que haya una mayor cercanía entre todos trabajadores de la organización y favorecer una buena coordinación y comunicación.

Juan Antonio Corbalán Liarte

Artículo realizado para la asignatura Dirección Estratégica y Política de Empresas de la Licenciatura de Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Politécnica de Cartagena.

Deja un comentario